Había ganas de concierto, muchas ganas, al menos para un servidor que por diferentes circunstancias, además de las restricciones de la pandemia, llevaba ya unos meses sin poder asistir a un concierto en condiciones.
 
Así que aproveché el viaje de Nepí, Tito y su inseparable cámara a Cangas do Morrazo para disfrutar en la Salason de una banda a la que le tenía ganas y todavía no había podido escuchar sus canciones en directo, Schizophrenic Spacers.
 

Mira Maruxiña mirá, mira como veño. A veces una Sala Capitol llena hasta la bandera se pone de acuerdo para improvisar una crónica de concierto con ese cariño con el que sólo te lo podría contar, sin un tirón de orejas, una legión de seguidores que nunca te dejará solo.

Que tire la primera piedra quien no haya cruzado algún día en su vida el límite marcado por la compostura.

Con los hermanos Cinelli comenzó la nueva edición del Máis que Blues. No podía hacerlo de mejor forma. Excelsas maneras las de la joven banda italo-británica en la apertura de este ya consolidado ciclo musical y que, en el año en curso, nos avanza noches inolvidables (Supersuckers, Warner E. Hodges, The Steepwater Band,…).
 

Con Aurora Nealand y Big Daddy Wilson, ponemos el punto y final al recorrido de este fantástico festival multidisciplinar, donde se conjugan diferentes actividades: conciertos, conferencias, coloquios, presentación de libros, pinchadas etc... siendo la música negra la piedra angular de todas ellas. Durante casi dos meses Compostela fue testigo de este dispar abanico cultural que ya es un referente a nivel nacional y al que ya contemplan once ediciones. Todo ello coordinado por RAIÑA PRODUCTIONS que son los artífices de organizar todo este tinglado.

Viernes 26 de noviembre, tercer asalto del “Outono”: Carlos Childe y la NOLA Brass Band. Al caer la noche el adjetivo gélido parece querer instalarse en la capital de Galicia, secuelas de confinamiento, pienso yo. Sin embargo, es bien sabido que cuando uno traspasa las pesadas puertas de la Sala Capitol la temperatura corporal se acomoda asentándose en el pensamiento y regocijo de unas notas que se amontonan ansiosas en los pasillos de entrada del pabellón auditivo de cualquier ilusionado asistente del Outono Códax Festival que se precie.

Una semana después de asistir al primer asalto del OUTONO CODAX FESTIVAL y aún con el intachable poso musical que nos dejó la artista Judith Hill, abordamos esta segunda acometida con muchas ganas e ilusión. En esta ocasión el “blues” y el “soul” son los encargados de amenizar nos la velada y proclaman esta segunda jornada del festival. Los elegidos por RAIÑA PRODUCTIONS para la ocasión son los ferrolanos MARTINS ANEIROS BAND y la londinense IZO FITZROY. Para ello volvimos, con mucha emoción, a la catedral del rock de la ciudad de Compostela, que no es otra que la SALA CAPITOL.

Muy buenas a todos y todas. Por aquí estamos de nuevo lanzando unas letras, con carácter musical, después de dos años de parón por la pandemia. Las condiciones en las que se podía acudir a los eventos musicales, durante este periodo, todos las conocéis. A muchos, a pesar de ser una actividad incrustada en nuestras vidas, dichas condiciones no se nos hacían atractivas de ahí el parón de casi dos años sin reseñas de conciertos en directo, al menos por mi parte. Esperemos que esta resaca nos haga resucitar con fuerza y poder seguir disfrutando de la música y de la cultura en directo que es lo que aquí nos ocupa.

No una, dos… ¡Dos ciudades!
No una, dos… ¡Dos salas!
No uno, dos… ¡Dos días!
No una, tres… ¡Tres bandas por día!
¡Pasen y vean! ¡Señoras y señores! ¡Niños y niñas!…
 
El Lestrato Fest se presenta como una de las citas imprescindibles en el rock & roll circus del país tras el Telón de Grelos.