15 concentración motera de Fojeteiros. Xuvia. Narón. 02/06/2022

Volvía la celebración motera a Narón después del largo interludio del bienio 2020-2021 por los motivos harto sabidos ya de todos. Disponíamos por fin de la XVª edición de su fiesta de la dos ruedas, una vez más a celebrar en el Paseo Marítimo de Xuvia que conozco bien por ser escenario de mis carreritas de preparación física, cuando mi natural holgazanería me lo permite.

Una vez más acudíamos a la SalaSon en Cangas do Morrazo a la convocatoria Lestrater para disfrutar de una de las bandas de Stoner más potentes y originales del panorama europeo, ¡Pendejo!.
 
Los holandeses ya nos habían sorprendido, muy gratamente, en 2018 en el Lestrato Fest celebrado en Ourense (podéis leer la crónica de aquel día PINCHANDO AQUÍ).
 

Seguimos tomándole el pulso a la recuperación del latido musical de Ferrolterra, en esta ocasión con un más que solvente trío de versiones de clásicos del Rock and Roll como son Cuero & Laca, es decir Octavio García, bajo, Freddy Rocker, guitarra acústica y voz y Tony Torres, guitarra. En el escenario de la sala La Room, que lleva a cabo una destacada actividad cultural de directos en la ciudad exdepartamental.

Homenaje a Toñito.

Tras un aplazamiento de dos años, por fin pudo celebrarse en Canido el anhelado homenaje a Toñito Pedreira, su vecino y cantante de Riff-Raff. Su óbito el 08/05/2019 nos dejó a los que lo conocíamos con un nudo en la garganta más difícil de deshacer que el gordiano.

Todo indica que los tiempos pandémicos han quedado atrás y el mes de abril es testigo de una actividad “concertil” como la de antaño, prueba de ello es la ausencia de mascarillas y el “Sold Out” que colgó la sala Capitol de Santiago de Compostela. En esta ocasión hemos tenido la suerte de poder disfrutar de una banda que todavía no había pisado tierras gallegas, hablamos de EAGLES OF DEATH METAL. El concierto se engloba dentro del ciclo “XACOBEO IMPORTA” que traerá a tierras galaicas todo un elenco de bandas para todos los gustos desde WHITE LIES, PAT METHENY o JAMES HUNTER.

Frente al desafío del folio en blanco se presenta el dilema: ¿Cómo conseguir plasmar con palabras el caudal de sentimientos y sensaciones experimentados en la cita con los Cordovas, dejando a un lado mi condición de fan irredento desde la noche en que pude disfrutarlos por vez primera en directo?

Uno hace más de 600 kilómetros con la predisposición de pasar una noche inolvidable después de leer las muy positivas críticas de esta última gira por Europa, pero siempre está el miedo a que las expectativas no se vean satisfechas. ¿Estará la banda que navega sobre las cenizas de los Grateful Dead, The Band o los mismísimos Allman a la altura que de ellos cabe esperar?

¿Qué mejor que hacer en un descanso entre semana que ir a la Sala Son de Cangas do Morrazo a un concierto de Rock? Pocas cosas, ¿verdad?
 
Dos bandas francesas Komodor y Moundrag eran las protagonistas de la noche. Totalmente desconocidas para mi pero con unas referencias del compañero Tito que sirvieron para que me uniera rápidamente a la expedición ourensana hacia la Ría de Vigo.
 

Sábado santo, y por múltiples motivos que van más allá de lo religioso. A la entrada de la Sala Capitol, una legión de motocicletas, de las que retumban hasta con el motor apagado, sirve de guía para que el mismísimo leviatán sobre ruedas ponga patas arriba la brújula del saber estar y se proyecte con terceras disminuidas sobre el santuario de la Sala Capitol. Toca noche de Rock & Roll y el ambiente está a media chispa de arder como la gasolina: el club de moteros local, los Black Birds MG, ha montado un buen tinglao. Vamos allá.