JORGE SALÁN Graffire
A veces resulta que la vuelta a las raíces de la música rock le puede sentar bien a los músicos reconocidos, y en este caso a Salán mejor que nunca.
 
En su anterior obra Madrid/Texas ya nos dio una sorpresiva interpretación de clásicos del blues. Aquí, y en compañía de nuevo con los The Majestic Jaywalkers se arriesga un poco más con alguna composición propia.
 
“Born under a bad sin” es una canción escrita por Jeff Espinoza, dónde Jorge le da un sonido grueso en la guitarra para deleite del oyente más duro y como siempre, Jeff Espinoza increíble en la voz.
 
FRESNO Colors
Proyecto bajo el cual está la mano y voz de Jorge Lorenzo, que se encarga de toda la instrumentación y las voces. Rock americano con alguna pincelada pop (o indie según se mire). No vamos descubrir nada que no hayamos escuchado en otros artistas de este palo.
 
Quizás la originalidad en Fresno radica en dos aspectos: arreglos variados y mucha melodía. Así su inicio con “Running for cover” pega bien con esa melodía muy Tom Petty, acolchado todo por un hammond y buen solo de guitarra final; pena la masterización que la hace sonar con menos brío que el resto del disco.
 
BONES of MINERVA Blue Mountains
Como ellos mismos se predican, metal alternativo es lo que vas escuchar durante la escucha de este interesante disco.
 
Su single “Overcoming” abre con acierto su propuesta musical, con esa mezcla de riffs pesados, arreglos de guitarra oscuros y la voz de Blue Rodríguez abarcando todo tipo de vocalizaciones y modulaciones; gran tema.
 
Sôber Vulcano
Hace un año de su publicación, pero no me hice con él hasta este verano en formato vinilo con cd. Siendo uno de mis grupos cabecera del metal en español, su primer single  y canción que inicia este disco, “Vulcano” me dio a entender una continuidad de su obra anterior Letargo. No me había equivocado, metal y melodía por doquier, que va ser una constante a lo largo de esta obra.
 
Buen riff y ritmo para iniciar “Enterrado”, canción que conjuga partes agresivas con otras más suaves, creando esa candencia muy típica de Sôber; destaca ese interludio y solo de guitarra que hará delicias a los seguidores más acérrimos.
 
Steven Wilson To the bone
Asustado me tenía cuando salió “Permanating” como single, me temía que se adentrara en el mundo del sintetizador y programaciones, pero la escucha casi diaria de esta nueva obra me ha llenado bastante. Tengo que decir que es su disco más pop y a la vez más audible.
 
La temática del disco gira entorno a un refugiado islamista en Europa y aun teniendo una temática conceptual en su historia, el disco se desgrana en canciones individuales, continuando la línea de su larga duración anterior.
 
Abre con “To the bone”, con percusiones hipnóticas de Pete Eckford y la harmónica de Mark Feltham (Talk,Talk; Nine Below Zero y un largo etc) llenando toda la interpretación de esta canción amena. Esto avisa bien de que va ir la historia de este disco, pop sofisticado, por momentos minimalista y ambiental, con poco espacio para el prog.

Rosendo De escalde y trinchera
No voy ser quien diga que más de lo mismo, pues si mantiene su ley de ser uno mismo no esperarse una desilusión por su manera de vivir de esto. Inicia navegando fuerte con el acertado single “Cúrame de espantos”, rock sin fisuras desde su Carabanchel, con letra letal y batería de Gaspar di Geraldo brillante al compás de otro riff de bolsillo de Rosendo.
 
Aguanta el tipo con “Que si vengo, que si voy”, otra ración del Rosendo socarrón, sin abusar de la guitarra aunque despliegue unos buenos solos, y centrados en el toque simple del tema. Más áspero suena “Un capullo dentro de un jarrón”, recuperando crudezas pretéritas que van disfrutar los calvos y canosos del lugar, con otra letra maestra y dejando brillar el bajo de Rafa.
 
Obsidian Kingdom
Como soy reacio a la compra de discos por internet, he tenido que esperar a que viniesen por tierras gallegas este verano y hacerme con él. Ya había escuchado temas en youtube y el resultado final es muy gratificante.
 
Compararlo con su obra maestra anterior Mantiis es perjudicial, ellos evolucionan y todo tiene su pasado aunque sienta las bases hacia una nueva dirección.
 
Siete temas que abren una nueva visión musical, iniciando con la pegadiza “A year with no summer”, rock emocional con su alma mater Rider Omega en estado puro, voz desgarradora y a la vez melancólica, con un gran trabajo de su escudero Ojete Mordaza II en la batería.
 
Pacho Brea La razón del tiempo
Partiendo de que no soy un seguidor de power metal y cercanías, me ha dejado muy sorprendido esta nueva obra del infatigable Pacho Brea con su banda.
 
Ya con la apertura instrumental “Resurgir” se palpa unos sonidos distintos en las guitarras. La intuición no falla cuando la potente “Matar la oscuridad” arrolla con su power metal de buena factura, con muy buenos arreglos en las guitarras de Diego Sanjorge. Voces muy bien hechas, amén de la colaboración de Teté Novoa (Saratoga) dando un plus perfecto.
 
Un tema que me llena es “Mundo cansado”, buen riff y melodía, con la voz de Pacho en estado de gracia, y un estribillo increíble.