Últimos coletazos de este año 2017, noche de jueves en Compostela, en el corazón del puente de diciembre, aquellos que comemos blues con cuchara, atrevesamos ese "calabobos" que nos acompaña de camino a la Sala Capitol para disfrutar de un nuevo concierto organizado por IdeaRock. Esta promotora es sinónimo de empeño, ilusión y, sobre todo, de buena música: no me cansaré de agradecer a esas personas que, en la sombra, apuestan fuerte por traer directos de calidad a la ciudad: Eric Gales, Mr. Sipp, Nick Moss, James Armstrong o Nikki Hill son recuerdos imborrables que hablan por sí solos de lo que han dejado caer este año por la capital. Y que sean muchos más.
 

Un año más celebrábamos la Fiesta aniversario del nacimiento de nuestra humilde Web, catorce años ya en los que continuamos con la misma ilusión promocionando el Rock que se hace en nuestra ciudad, en nuestra tierra y en el resto del planeta. Todo con nuestras limitaciones, que no son pocas, y con aciertos y errores, estos andan casi a la par, pero con la única intención de acercar a todas las personas la música que más nos gusta, el Rock.

Volvían los gaditanos The Electric Alley a la ciudad de As Burgas más de un año después de su anterior visita, y si en aquel momento no pudimos asistir a su concierto en la desaparecida Sala Berlín, esta vez no íbamos a dejar pasar la ocasión de disfrutar de sus canciones, así que acudimos prestos al Café Cultural Auriense.
 
Hay conciertos que no se refugian, ni por asomo, en los cánones establecidos; artistas con la magia de hacer casi invisible cualquier escenario con tan solo dar dos pasos y mirar al fondo de la sala. Hay palabras, tan meticulosamente elegidas en su entonación, expresadas con una desconcertante precisión, que rezuman una ambigüedad de primera categoría y provocan al humor mientras sobrecogen por dentro con disimulo. Y qué suerte que no esté exagerando.
 

2ª jornada del Festival  OUTONO CODAX FESTIVAL. En esta ocasión el fin de semana venía cargado de diferentes grupos  y con un abanico de estilos lo cual es la idiosincrasia de este evento. Desde el año 2011 A RAIÑA PRODUCTIONS nos acerca a la ciudad de Compostela las diversas vertientes de música negra y sus derivados. Esta 2ª jornada fue abierta el viernes por Röver & Avendaño & Zamorano, tres veteranos músicos de la escena estatal que militan en bandas como Los Deltonos o Siniestro Total. Su fusión dio lugar a esta gira titulada “No teman a los cantautores” donde únicamente sus voces y sus guitarras acústicas son los protagonistas.

Apenas un par de días antes de nuestra fiesta de 14 aniversario llegaban a nuestra ciudad los daneses Bite The Bullet. Tras nuestra grata experiencia con ellos el año pasado en el Lestrato Fest decidimos hacer un "aperitivo" con sus canciones y empezar a celebrar nuestro aniversario un poco antes.

Una buena entrada en el Café Auriense hacia pensar que la fiesta que monta el cuarteto en cada uno de sus conciertos había llegado a los oídos de much@s que no querían perderse el buen directo de la banda y más siendo su único concierto en Galicia en esta gira.

Noche de jueves, rondan las nueve en el reloj y en las tablas de la Sala Capitol despierta una nueva edición del Outono Códax Festival. Son ya, nada más y nada menos que, 7 años disfrutando de este evento. Es casi imposible desconocer, a estas alturas, al que podría considerarse el encuentro musical más importante del año en la capital de Galicia.
 
Cuando arrecia el verano llega a la ciudad termal de Ourense una nueva edición del Live For Madness para los seguidores del metal con su abanico de tendencias dentro del mismo. Esta mi primera edición me lleva a una inicial impresión y es que la ubicación me parece la ideal para la gente que congrega y por el sonido resultante del recinto. Como siempre, un stand del banco de alimentos para la solidaridad de los que quisieran colaborar con un kilo de cualquier alimento y que por lo visto los repetidores de ediciones anteriores lo tienen muy asumido. Llegando con anticipación pude conversar con colegas y amigos de cómo se presentaba la jornada de descargas, que grupos producían mayor expectación y sobre todo que tal había ido el verano festivalero.