Ya hacía poco más de un año desde la última visita de los de Zarautz a Madrid y había muchas ganas de ver a los guipuzcoanos, que además traían nuevo disco recién sacado del horno, “Deriva”, al que venían a presentar, además de deleitarnos con todos los clásicos que ya forman parte de la historia del rock patrio, no en vano con este son once álbumes los que han sacado en su prolífica carrera y eso que estuvieron diez años apartados de la música.

Malditos Pendejos
Pues tocaba fin de semana pendejo. Para empezar Malditos Pendejos presentaban su primer trabajo “El Puto Rock & Roll” en la tienda Emosons de la Rúa Sánchez Calviño y al día siguiente actuaban en la sala Micro de la Rúa Sartaña. Del álbum ya hemos hablado en esta web.
 
Llegaba a la Ciudad de As Burgas uno de los cantantes del panorama nacional que personalmente más me gusta, Fran Vázquez. El sevillano afincado en Vigo desde hace muchos años venía celebrando sus 25 años de carrera musical dentro de una gira que le está llevando a recorrer toda la península, así que no íbamos a dejar pasar la ocasión de disfrutar de sus canciones.
 

Sabido es que “el domingo es el día del señor", pero lo que no teníamos tan claro es a qué "señor" se refiere el aforismo bíblico. En nuestro caso, estando en Avilés en domingo e inmersos en el Rock in Town, el "señor" sin discusión era David Bowie; y sinó el día entero, al menos su media horita había que dedicársela. En el Palacio de Valdecarzana se mostraban al público cerca de mil objetos relacionados con el "Duque Blanco" pertenecientes a la colección privada de Carlos Luxor.

Segunda jornada en tierras asturianas. Día grande del Rock in Town.
 
Al mediodía, en la Antigua Pescadería, la cita era con The Nap, Sex Museum y Soul Jackets. Asuntos de orden personal nos hicieron saltarnos el programa y tener que acercarnos a la capital del Principado. Una lástima…
 
Son las tres,
toca arrancar para Avilés…
 
Así podría dar comienzo un tema cualquiera de un grupo cualquiera del panorama rockero nacional, pero lo que comenzaba el pasado viernes veintidós, fue un fin de semana inolvidable tras una mañana de anodino currele. Nos esperaba el primer Rock in Town que, visto lo visto, tendrá continuidad en los años venideros o al menos eso esperamos.
 

Corría un caluroso y venteado sábado de un 18 de marzo, en la ciudad Compostelana. La recámara estaba repleta de munición para recibir la descarga de los navarros BERRI TXARRAK, para lo cual la sala Capitol se colgó un SOLD OUT. La pólvora estaba lista para explotar en una noche esperada por muchos ya que los navarros no eran habituales, en sus veinte años de trayectoria, por tierras galaicas.

Este sábado volvía a tocar a Madrid, la reina alemana del Heavy Metal, habiendo colgado el cartel de no hay entradas y es que siempre que viene a España la respuesta por parte del público es muy positiva.

Como grupo invitado trajeron a una banda sueca No Sleep For Lucy y tengo que decir que la elección no fue nada acertada ya que estos practican un pop británico estilo Coldplay pero que no pega ni con cola con el gusto heavy del personal que íbamos a ver a Doro. Sólo les vi unos tres temas porque cuando entré ya habían empezado y aproveché para ver el merchandising que traía la alemana.