CRUZEIRO

Galicia, mi tierra mágica y llena de ocultismo, abraza también el Stoner Doom con gran calidad y brillantez de la mano de este potente cuarteto.

Su monolítico inicio con “Aquarius” te deja absorto, primero por ese pesado riff a cargo de Gon.B y luego por esa brutal batería de Rust; mención aparte es la voz espacial de Beatriz Onix y del bajista Raposa!, que con maestría llena todo de sus notas mientras destripa solos su compañero a las seis cuerdas, en un tema muy bien estructurado con secciones más dinámicas y otras más doom, estirando hasta el infinito las saturaciones.

PIEDRA ROJA  Mar en el desierto

Esta banda sevillana ha sacado un disco que a los amantes del rock andaluz, el Stoner psicodélico y rock progresivo va a llamar mucho la atención. La intro “Ritual” con su enigmática ambientación repleta de sonidos tribales entremezclados con unos sintetizadores escuela Vangelis deja entrever su paleta sonora.

“Si algún día” se abre con el bajo de Gran Jefe y la voz de Chamán acompañados de las guitarras psicodélicas de Cazador y Explorador, con una primera parte más lenta y suave, y una segunda más pesada con las distorsiones y una batería de Guerrero más fuerte, con la voz de Chamán más enérgica y lastimosa a la par.

En el año 2021 se edita el primer disco de la banda segoviana Mortal Maze, autotitulado, con el que empezaron su gira de presentación por todo el territorio español. Mortal Maze son originarios de un pequeño pueblo de Segovia; empezaron a darse a conocer como banda de versiones con el nombre de Metal Simphony, pero en ese mismo año cambian de nombre y empiezan a componer sus propios temas.
 
“Mortal Maze” es un CD que se mueve entre el thrash, speed, power metal y algún ramalazo black, pero es, ante todo, un disco rápido y trallero, en su mayor parte. Con un batería contundente y presente en todo el disco y un bajo veloz, las guitarras nos ofrecen una amplia variedad de riffs potentes y agresivos, machacándonos los oídos en todo momento, aunque también incorporan punteos melódicos y técnicos en todo el recorrido.
 
l 20 de septiembre de 2021 se edita “Fall prey”, el primer disco de Kanahn, proyecto personal de Mikel González, originario de Bilbao, autoeditado y grabado en T420 Studio de Bilbao, que se mueve entre el black metal, grindcore y el death metal.
 
“Fall prey” es un disco con mucha tralla; las guitarras nos ofrecen riffs potentes y variados, sobre todo con ritmos rápidos, aunque incluyen algunas partes más condensadas, distorsiones y algunos punteos. La batería, en general, nos martillea se mueve con ritmos rápidos y ultra rápidos en la mayoría de los temas. La voz suena rasgada y agresiva en gran parte del CD, aunque también incluye momentos en los que se muestra más contenida.
 
En noviembre de 2021 se editó, a través de Ossuary Records, “Call of the abyss”, el segundo álbum de la banda polaca Death has spoken; formada en el año 2017, tienen un álbum y un EP compartido con otras dos bandas. “Call of the abyss” viene a ser una continuación de la historia contenida en “Fade”, el primer CD de la banda, basando su temática en las historias de H. P. Lovecraft y nos ofrecen una mezcla de doom/death metal clásico, con influencias black metal, incluyendo 7 temas llenos de oscuridad, tristeza y nostalgia.
 
Con ritmos lentos, destacan, sobre todo las guitarras, con riffs potentes y opresivos en muchos temas, incluyendo punteos muy interesantes, con atmósfera y melancolía en muchas ocasiones. La voz combina momentos oscuros y muy oscuros, con otros más en la onda black metal.
 
PAT REILLY 2021

A los amantes de la guitarra instrumental este disco les va a cautivar por su belleza y técnica, y es que este norteamericano ha logrado conjugar en nueve canciones una paleta de sonidos muy familiares y técnicamente ecléticos. Su apertura con la rápida y melódica “Between two worlds” atrapa desde su inicio, con uso de la palanca en fraseos que le dan mayor dinamismo, armonías subliminales que acompañan a esa batería indomable y un gusto excelente en la ejecución.

Le sigue la lenta y bella “Emergence”, muy en la línea de Andy Timmons, con sonoridades complacientes, dejando espacio al piano y a una batería de Mike Marrone envolvente, haciendo de ese crescendo un oleaje de buenas sensaciones; una de sus mejores composiciones.

SUPERVOID 2021

Afincados en Londres, esta banda compuesta por instrumentistas de diferentes países nos entrega, en su primera larga duración, una más que agradable propuesta musical enrocada en el Avant-garde y dark ambient, una especie de minimalismo sonoro de rock.

Con un riff de guitarra monolítico la intensa, ruda y larga “1.8 billion light year structure” nos captará paso a paso, con la batería de Jacopo Pierazzuoli manteniendo una constante expectación durante esta primera parte de la canción; en su intermedio la calma se apodera con el cello de Jo Quail, para luego una frondosa capa de sonoridades revitalice su composición, llegando a las experimentaciones del space rock y despidiendo el tema en una catarsis sonora.

LUCID SINS cursed 2021

El duo escocés formado por Andreas Jonsson (voces y guitarra) y Ruaraidh Sanachan (guitarra, bajo, teclados y percusión) regresan después de su aclamado álbum de debut ‘Occultation’ que tantas alegrías ha dado a los seguidores de rock progresivo setentero. También se han acompañado para esta grabación de sus colegas Joe Gallagher (guitarra), Martin ‘Eggy Beard’ McKenna (Violin), Sondre Berge Endegal (bajo) y Stuart Coleman (teclados).

Abre el disco con el que fue su single de presentación “Jocker’s dance”, tema directo y muy pegadizo, con un estribillo muy logrado y ese interludio intenso; rock clásico sin estridencias, con la voz de Andreas melosa pero fuerte, un bajo con presencia y una batería muy orgánica.